lunes, 17 de noviembre de 2008

Vino enlatado...


Un emprendedor argentino, Jaime Travers, desafío los principios del acto de beber, e ideó un producto tan innovador como desafiante para las clásicas costumbres: el primer vino en lata de producción nacional.

Para trabajar en su proyecto, dejó su puesto en el área de marketing de una empresa y se contactó con el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), organismo que regula la actividad en el país.

Con un capital inicial de US$ 400.000 y luego de tres años de experiencia, Iron Wine hoy tiene una producción de 360.000 latas anuales y destina más del 90% a los mercados externos.

Sus dos variedades y formatos (un Malbec Cabernet y un Chennin Blanc en latas de 250 cm3 y 350 cm3, envasados por la bodega mendocina Jean Rivier) hoy ya están presentes en un amplio abanico de países.

Los tres destinos más importantes de los 20 a los que exportan son España, Holanda y Colombia. Sin embargo, también tienen clientes en mercados tan disímiles como Estonia, Lituana, Latvia, Guatemala, Trinidad y Tobago, Aruba y Barbados.

En este sentido, desde Iron Wine explicaron que si bien “para el consumidor suena rarísimo que el vino esté en contacto con el metal, hoy es algo común, casi todas las bodegas fermentan vino en tanques de acero inoxidable. Lo que hicimos simplemente fue llevar una técnica usual en la industria a la palma de la mano de los clientes. No es algo que esté reñido con las prácticas de producción”.

El secreto del producto está en que, por dentro, las latas están recubiertas por un barniz especial que evita que el aluminio transmita sabores extraños al vino.

Fuente: Infobae

6 comentarios:

marco de mendoza dijo...

Parece un poco extraño un vino en lata no??? A mi, no me gusta la idea...

Pablo Roldan dijo...

Es una idea original y peculiar pero pierde un poco la esencia. El vino no es solo una bebida en una copa o en un vaso; elegirlo, combinarlo con una comida, sentarse y destaparlo forman parte del ritual.

No creo que sea conveniente, aunque si es una buena estrategia de ventas ya que sobre gustos no hay nada escrito y despierta cierta curiosidad.

Yo no lo apruebo

Anónimo dijo...

Yo creo que cualquier bebida en lata sabe mejor, habrá que ver si con el vino pasa lo mismo.

Pablo dijo...

Creo que es una estrategia para poder incursionarlo en los boliches, es como el caso del fernet que para abaratar sus costos estn pensando en lanzar una lata , que supuestamente seria un trago q convinado con coca quedaria listo. Pero creo que el vino pierde su escencia , y uno de sus principales placeres como el descorchar, o añejar el vino por años que con la lata no se podria hacer.

Marian dijo...

No creo que sea una buena idea, el golpe de aire producido al abrir la lata podria afectar las propiedades del vino. Como todos sabemos, el corcho bien removido de la botella, permite que no se produzca dicho golpe evitando que se produzcan alteraciones en el aroma y el sabor original del mismo.

Anónimo dijo...

es una idea innovadora pero no creo q de resultado. aquel a quien le gusta el buen vino siempre va a optar por la clasica botella con corcho. no me imagino un asado con amigos y cada uno con su lata..pienso q si es una buena estrategia para introducir el vino en los boliches pero competirian con marcas como o2 , newage y frezze. marcas q ya estan instaladas y tienen su mercado