martes, 18 de noviembre de 2008

¿Vino en Vaso? ¿O sigue prefiriendo la clásica Copa?



Puede que usted piense y niegue rotundamente la posibilidad de tomar el vino en vaso, pero debe aceptarlo de todas formas, pues es la moda quien se asoma, y hace que hasta el buen bebedor lo tome en vaso.
No debe preocuparse, ya que estos vasos no son los que se utilizan para gaseosas o solamente para beber agua. Si no que son muy especiales y hacen salir ‘lo mejor del vino’.
Riedel, una importantísima fábrica de cristal, que es reconocida en todo el mundo, ha lanzado su nueva línea Tyrol, para celebrar el 50 aniversario de su etapa moderna.
Esta colección además de ser práctica para guardar en nuestros hogares y ser adecuada para nuestro uso diario, tiene vasos específicos para las distintas cepas.
Éstos vasos denominados ‘Tumblers‘ poseen forma de semiesfera y una altura relativamente baja. En cuanto al brillo y estabilidad, permanecen aún siendo igualmente Vasos, debido a ‘Bohemia‘, el cristal con el que se los fabrica.
Algo distinto, un poco alejado de lo clásico, que nos ayuda a renovar constantemente nuestra cristalería. Además de que podemos elegir en que vaso o copa experimentar y degustar el vino que nos apetece.

8 comentarios:

adrian dijo...

Yo nunca los vi esos vasos, pero estan buenos, parecen comodos, y muy fragiles. Tiene idea cuanto salen?

Anónimo dijo...

y las copas siempre tienden a romperse... nunca vendrian mal unos buenos vasos. El tema hay q ver si el vino respira de la misma manera..

Anónimo dijo...

no se puede comparar nunca un vaso con una copa, sabe distinto el vino

gonzo dijo...

yo la verdad nunca le senti la diferencia, puede que sea porque conozco poco y nada de vinos

Monk's dijo...

Si hay ingenieros espcializados en copas, alguna diferencia debe haber.
Segun tengo entendido cada copa busca realzar el sabor del vino, segun el punto de la lengua en donde, el variado formato de copas, deja caer el vino.
Aunque sin saber mucho, yo me quedo con la copa...

Santo dijo...

Copa!! si esta la opcion prefiero la copa! al inclinar la copa hacia la boca uno no solo lo esta ingierienodpor la boca sino que llega todo el aroma a la nariz en conjunto con el vino en la boca y eso de una sensacion mucho mas placentera y completa del vino.

Anónimo dijo...

creo que el hecho de usar una copa o un vaso hace a la situacion, al ambiente y la ceremonia en si de compartir un rico vino. no es lo mismo una cena con un jefe que un tinto en familia un domingo por la tarde acompañando un asado.

bioterc@hotmail.com dijo...

Me gustaria encontrar Vasos del estilo impresionista con dotes y pinceladas en forma de comas generando un escorso y un quilibrio asimetrico centripeto. para asi ponder mirar la copa que nunca se inclina y que los equilibrios hagan el solo trabajo de llevar este rico elixir a mi boca!

Sebastian Schneider Böelter